En una cultura de valores tanto dentro como fuera de la empresa, uno de los objetivos es buscar el bien común no solo de los trabajadores de la empresa, sino también de aquellos que comparten el suelo donde se sitúan nuestras operaciones, refiriéndonos a los habitantes de las zonas cercanas.


De los valores arraigados en el activo humano de la empresa, nace la misión, parte de ésta es buscar mejorar la calidad de vida de los habitantes, siendo esto posible mediante la ejecución de programas sociales que permitan al poblador participar de los mismo, presentado sus necesidades, requerimientos, y aportando soluciones. La idea es involucarlos y comprometerlos en su progreso mediante el trabajo de la concientización, sensibilización y anticonformismo tomando un rol proactivo y de iniciativa para sacar adelante a sus familias.


En este sentido, es importante que el pobladort participe en el planteamiento de proyectos, en la gestion y ejecucion de los mismos.