La etapa de perforación, desarrollo y evaluación de pozos consiste en la construcción de la plataforma sobre la cual se colocará el equipo de perforación. Por lo general, los pozos son verticales, aunque pueden ser dirigidos en algunos casos especialemente cuando tenemos que perforar la demasía de nuestro lote(mas), llegando a alcanzar profundidades entre los 2,000 y 10,000 pies.


La ubicación y diseño de la trayectoria de un pozo de desarrollo o evaluación se basa en la interpretación geológica de subsuelo del área y la evaluación de los reservorios. En lo que respecta al control geológico del pozo, éste se realiza mediante el análisis de muestras de canales, la desviación y la interpretación de registros eléctricos.


Una vez alcanzada la profundidad final definida por geología se procede a tomar registros eléctricos (GR / Resistividad / sp), completar el pozo y/o abandonar de acuerdo a la interpretación de los registros eléctricos y litológicos.


El siguiente paso es completar el pozo, generalmente con foros de 51/2", para concluir cementando el pozo de acuerdo al diseño establecido por el área de ingeniería. Posteriormente, se toman registros a hueco entubado para dejar listo el pozo para abrir a producción los reservorios objetivos alcanzados.