En el desarrollo y exploración de los campos petroleros, los estudios geológicos del subsuelo están orientados a la cuenca Talara con la finalidad de identificar los reservorios productores de hidrocarburos.


Asimismo, se proyectan las estructuras como fallas, monoclinales y pliegues poco comprimidos para, finalmente, identificar áreas de desarrollo y/o evaluación.


El desarrollo de los campos petroleros se complementa con la información de los pozos perforados, estudios geológicos regionales y locales para preparar mapas y perfiles geológicos de los objetivos de desarrollo y evaluación.


En una propuesta de desarrollo se aplica los estudios de ingeniería de reservorios, perforación, producción, geología de pozo y de subsuelo, así como análisis petrográficos, petrofisicos, bioestratigrafia, etc.